Curiosidades sobre la Cruz Roja. Por Virginia Seguí

 

 

ComidaHospitalCruzRoja08011897

 

La revista La Ilustración Española y Americana publicó en diversas ocasiones información sobre la Asociación de la Cruz Roja, en este artículo comentamos algunas curiosidades ilustrándolo con las imágenes que la misma revista incluía en sus páginas.

Curiosidades sobre la Cruz Roja. por Virginia Seguí

HermanaCruzRoja

El 15 de noviembre de 1871 la Ilustración Española y Americana incluía en sus páginas una imagen de lo que denominaba “Una hermana de la Cruz Roja”, como era habitual en su sección Explicación de Nuestros Grabados,  incluía datos relacionados con estas imágenes o grabados que publicaba a cuyo pie sólo iba una escueta frase o título; en este caso hablaba de la Cruz Roja como Asociación compuesta por señoras inglesas cuya finalidad era prestar socorro por sí mismas a los infelices heridos.

Indicaba también que su indumentaria era un simple traje blanco, tan gracioso como sencillo, sin otro adorno que una cruz encarnada en la manda que cubría el brazo izquierdo. Destacaban también sus actuaciones alabando la encomiable labor de estas hermanas de la Cruz Roja quienes, en sus actuaciones unían la tierna solicitud con que restañaban la sangre dirigían a los heridos con palabras de consolación, llevando de esta forma la conformidad a sus corazones y dando mayor realce a la sublime misión que desempeñaban.

Para el redactor nada era más poético y tierno que ver a estas señoras abandonar las comodidades de sus casas para dedicarse, en un país extraño, a ejercer actos de caridad, a costa de privaciones e incomodidades; acudiendo siempre donde quiera que hubiera lágrimas que enjugar, enfermos que asistir en sus dolencias o moribundos que auxiliar en su agonía, allí ondeaba la bandera de la Cruz Roja y allí estaban las señoras asociadas a tan filantrópica hermandad, socorriendo a cada uno según sus necesidades.

MesePetitoriaSocorroHeridos_CruzRoja

La misma revista informaba el primero de mayo de 1873 sobre las meses petitorias que la Asociación Internacional de la Cruz Roja había establecido en Madrid, en socorro de los heridos en campaña; por primera vez esta Asociación Internacional de socorro a heridos en campaña de tierra y mar y en luchas civiles había puesto sus mesas petitorias en España, indicaba que se encontraban enclavadas en Iglesias en el distrito del Centro, siendo ocupadas por señoras de caridad de la sección particular del mismo distrito, en este caso la bella y virtuosas señora Baronesa de Aguado.

Insertaba también un grabado con una imagen de esta cuestación indicando que las señoras ostentaban unas vistosas esclavinas blancas con la cruz roja, sobre las cuales destacaban la medalla de plata de la Asociación, y estaban acompañadas por un caballero socio que ostentaba el brazal y un camillero con la dalmática gorra y banderín de los actos de servicio.

El articulista hacía un poco de historia indicando que esta caritativa sociedad de la Cruz Roja, había tenido su origen en una reunión del Congreso Internacional de Ginebra en 1863, por iniciativa de un hombres señalado por la providencia para esta agitación benéfica Enrique Dunaut; organización que en 1873 estaba ya organizada por todo el universo, habiendo gran experiencia en las lamentables guerras extranjeras en las ha adquirido gran prestigio haciendo patentes sus beneficios. En ese mismo año estaba actuando en España en donde seguían produciéndose la lucha fratricida de las guerras carlistas, realizando intervenciones en Cataluña y en las provincias del Norte; no habiendo nadie que demuestre un gran respeto por tan filantrópica asociación y todos sus miembros. Desde todas las clases sociales mostraban un gran respecto a todos sus miembros, especialmente a sus médicos. En aquellos momentos esa obra filantrópica y caritativa pedía el concurso de todos; hacía hincapié en su carácter de obra de paz y de amor; una obra que según sus palabras: tenía por intérprete al bello sexo, en cuyo corazón se guardan inmensos tesoros de ternura siempre próximos a exhalarse en rocío de consuelo inefable sobre todo el que sufre y llora.

Para finalizar hablaba de que la Milicia de la Cruz Roja afortunadamente no tenía división de partidos, ni luchas de opiniones, ni el menor detalle de discordia, sus afiliados son Hermanos, y como tales recibían en sus brazos a todos los necesitasen amparo, sin preocuparles otra cosa. Milicia que en opinión del autor de la noticia la Asociación era de inspiración divina y practicaba  la caridad por amor a la caridad misma.

AtrioIglesiaSanFrancisco_CruzRoja

El 21 de diciembre del mismo año, se informaba de una función religiosa realizada en San Francisco el Grande por la Asociación Española de la Cruz Roja, indicando que el domingo 14 se había realizado en la citada iglesia madrileña una función religiosa dispuesta por la asociación de la Cruz Roja española para el socorro de los heridos en campaña y luchas civiles, pidiendo la propagación y el aumento de tan caritativo instituto y acierto para desempeñar sus católicos deberes; circunstancia curiosa ya que la citada asociación fundada en otros países estaba totalmente desprovista de un carácter religioso; no obstante el autor de la reseña así lo reseña; tras esto se había procedido a la bendición de las banderas de todos los distritos de la capital y de la sección de señoras y asociaciones de provincias.

ExposicionObjetos_CruzRoja

Tras esta ceremonia se realizó un servicio fúnebre por las almas de los heridos socorridos y asociados que habían fallecido, pronunciando la oración el licenciado consultor de la Asamblea.

Terminando el acto con un responso, interviniendo en todas las partes un coro de distinguidos profesores. En el altar se había levantado un monumento a la Sociedad  y en otras dependencias de la iglesia se exponían algunos efectos sanitarios que la Asociación utilizaba en los hospitales de sangre y en los distritos de Madrid y en el patio objetos destinados al socorro de los heridos.

VistaHospitalCruzRoja1896

 En febrero de 1896 se inauguró en Madrid el Hospital de la Cruz Roja apareciendo varios artículos sobre el tema ilustrados con distintas imágenes tanto del edificio como del interior, salas de lectura y salas para los enfermos.

HospitalCalaLecturayRotonda

Haciendo siempre especial hincapié en las cualidades de la Asociación y sus fines filantrópicos y caritativos; así como su desarrollo en España.

HospitalCruzRojaSalasEnfermos_1896

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Ilustración Española y Americana, Mujer, Periodismo, Revistas, Sociología, Temas Madrileños y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s