El lenguaje de las flores. El almendro. Por Virginia Seguí

AlmendrosenflorBonnard

Continuamos la serie sobre el lenguaje de las flores, en esta ocasión dedicado a la flor del almendro, describiendo sus características, procedencia, iconografía y significado.

Se ilustra el artículo con imágenes que acompañan el texto acercándonos al tema.

Virginia Seguí

     

El Almendro. Por Virginia Seguí

 

El almendro es un árbol de la familia de las rosáceas y tribu de las amigdaloideas o prunoideas, su tronco suele alcanzar de 7 a 8 metros de altura, su madera es dura y sus hojas lanceoladas y aserradas, de flores blancas o rosadas, su fruto es la almendra. Los expertos están de acuerdo en que el almendro, al igual que el olivo y el ciruelo, procedealmendroenflorAntonioLopez de Asía Menor, con frecuencia citan Persia como su lugar de origen; otros menciona también el norte de África como posible procedencia; lo cierto es que es un árbol esencialmente meridional y demasiado al norte muere por las heladas primaverales y demasiado al sur se manteniéndose vivo pero no fructifica; necesita tierras arenosas, calientes y ligeras, para crecer en ellas sobre todo en los montecillos expuestos al oriente y al mediodía.

Su cultivo es sencillo y no requiere demasiados cuidados para alcanzar un rendimiento pleno, necesitan poco abono y puede trasplantarse con facilidad aunque tenga doce o quince años, si sus ramas son viejas o enfermizas pueden cortarse y en poco tiempo el árbol rejuvenece y se viste con otras nuevas y lozanas; su mayor peligro es el frío y los hielos por lo que deben colocarse en zonas abrigadas de la humedad y los vientos norteños, a finales de diciembre comienza el movimiento de savia siendo el árbol que primero florece por ellos los fríos tardíos pueden helar sus primeras flores.

Existen almendros de frutos dulces y amargos, estos últimos son venenosos para losAlmendroenflor_VanGhog animales bípedos y también para los cuadrúpedos, las efemérides de los años 1677 y 1688 hablan de los efectos perniciosos de estos frutos en los animales; sin embargo, antiguamente se daban a los niños almendras amargas como remedio para el mal de lombrices. El aceite de almendras dulces es el mejor remedio para el veneno de las almendras amargas; la goma que destila el almendro se utiliza en medicina para los mismos usos que la goma arábiga, con carácter astringente y contra la acidez de estómago; con la variedad dulce se fabrican excelentes turrones y mazapanes.

Linneo basándose en las diferentes épocas de florescencia de las plantas creó un Calendario de Flora, estableciendo sus diferencias estacionales dividiéndolas en primaverales y estivales, según su floración; después el profesor Lamark ha creado un calendario similar estableciendo un orden mensual de florecimientos de las plantas indicando que en enero lo hace el heléboro negro ó rosado de Navidad, en febrero el avellano y el aliso, en marzo la campanilla blanca y el cornizo, una especie de cerezo silvestre, y en abril lo hacen el almendro, la grosella y el ciruelo, etc.. Su precoz floración hace que se considere el anunciador por excelencia de la primavera lofloralmendro que también significa el renacimiento anual de la naturaleza tan importante para las comunidades primitivas y agrarias. Esta característica es la que cita el poeta español Antonio Trueba en su poema sobre los meses del año citando que los primeros almendros florecen incluso en ya en febrero en cuanto el buen tiempo se hace hueco y asoma aun en invierno de ahí…

“Oh febrerito el corto,

muy bien venido;

qué hermosas esperanzas

vienen contigo;

quien no lo crea,

pregunte al can que duerme

bajo la higuera.

Fresca es la mañanita

porque los campos esmalta

Doña Escarcha

beneficiándolos;

pero un almendro

en florido lenguaje

grita: ¡Buen tiempo!”

Esta circunstancia, sin embargo, lo convierte en vulnerable, pues los fríos tardíos hacen perecer estas tempranas floraciones convirtiéndole en símbolo de fragilidad o inestabilidad.

AlmendrosGuerreroMedina

El almendro se considera también como un emblema del Aturdimiento, es el primero que responde a los ecos de la primavera, sus flores son frescas, y graciosas apareciendo en los primeros días de marzo cubierto de flores en medio de los bosquecillos aún desnudos de verdor; solo algunas heladas tardías pueden destruir las semillas demasiado precoces pero, por un efecto bien singular, lejos de marchitarse el árbol pronto parece tomar nueva vida; pudiendo observarse como un paseo de almendros todo blanco y helado por la noche puede aparecer por la mañana de color de rosa y conservar más de un mes este bello colorido.MiniaturaTacuinum sanitatis_s.XV_Almendro

Otro poeta español  Melchor de Palau utiliza la flor del almendro para compararla y reflejar la profundidad de sus sentimientos, así podemos leer en uno de sus poemas

«Al almendro más florido fui a contarle mi dolor; y se cayeron sus flores de la pena que sintió.»

Revilla, en su Diccionario Iconográfico, menciona las similitudes de las floraciones de los campos de almendros con la nieve; relatando que el califa Mutamid hizo plantar almendros en la sierra de Córdoba para  que la serranía, al florecer los almendros fuera comparable a un paisaje nevado, permitiendo que su amada, la hermosa Rumaiqiya, rememorara cada primavera la fascinación que había sentido la primera vez que vio nevar.

AlmendrosRosaWallis_s.XIX_XX

Los poetas árabes se inspiran, con frecuencia, en la naturaleza y dado que en muchas de sus poesías predomina el sensualismo, suelen cantar todo aquello que perciben a través de los sentidos: los sonidos, los olores y las observaciones visuales; por ello los jardines y las plantas son, en muchos casos, motivo de inspiración para sus  poemas; la naturaleza es para ellos un libro en el que leen hace millares de años, lo que les permite plasmar imágenes llenas de lirismo en las que comparten sus impresiones y evocan sus más íntimos sentimientos; Ebn Teinim cantó así a la flor del almendro (alláuz).

  “Antes que las demás flores llegas tú para reinar sobre todas ellas. Y con verdad que eres de venturoso presagio, pues en tu cándida hermosura aparece la primera sonrisa del mundo y de la primavera.” FlordelAlmendroGalleDiseño

En la mitología griega se considera el almendro el árbol de Attis quien fue concebido, según el mito, por una virgen mediante una almendra. Cibeles, gran diosa asiática, al parecer, nació o derivó de una criatura bixesual llamada Agdistis, que se había originado del suelo o de una roca, para gran consternación de todos los dioses; en realidad no se trata más que de uno de los muchos avatares de la diosa-tierra; existiendo unas piedras negras, consideradas sagradas, que evocaban aquella génesis venerándose como asiento de laCibelesTrono divinidad. Agdistis fue reducida a hembra mediante amputación de sus partes viriles y de esta castración u operación nacería, por modo mediato y fantástico. De forma que cuando la parte masculina amputada de la gran diosa Cibeles fue convertida en almendro; Nana, la hija del río Sagario, quedando cautivada por la belleza de sus flores, tomo una de ellas colocándosela en su seno; pero la flor desapareció y Nana quedó embarazada, de esta forma nació Attis, que fue abandonado al nacer siendo salvado y cuidado por un macho cabrío. Posteriormente Cibeles se enamoraría del joven, y cegada por esta pasión cuando Attis se hallaba en aventura erótica con otro personaje mitológico, le hijo enloquecer de forma que se autocastró y murió.

AttisPlutarco habla de otra tradición según la cual Attis dormía durante el invierno para despertar en verano.

El mito de Attis debió influir, aunque lejanamente, en la iconografía cristiana en su posterior atribución del almendro como flor de la Virgen María. También en la simbología cristiana de raíz bíblica el almendro es símbolo del poder sacerdotal que le confiere la tribu de Leví en la persona de Aarón.

Otra fábula da al almendro un interesante origen. Cuentan que Demophon hijo de Teseo y de Fedra fue arrojado por una tempestad volviendo del sitio de Troya ya en las costas de Tracia, donde reinaba entonces la bella Phylis,  la joven princesa recogió al príncipe enamorándose de él convirtiéndole en su esposo. Llamado, el joven, a Atenas por la muerte de Demophon, su padre, marchó prometiendo a Phylis volver en el término de un mes dejando fijado así el momento de su vuelta. Su fiel y enamorada esposa contó los minutos de la ausencia y cuando el plazo llegó a su término, acudió nueve veces a la orilla del mar en busca de su amado, desesperada al ver que no regresaba, perdió toda esperanza y cayó muerta de dolor siendo trashumada en almendro. Sin embargo, Demophon, regresó tres meses después, y abatido por la muerte de su esposa Phylis, hizo un sacrificio en las orillas del mar para aplacar los males de su amante y ésta pareció sensible a su arrepentimiento y a su vuelta, ya que el almendro que la ocultaba bajo su corteza floreció de repente probando en este último esfuerzo que seguía amándole y que la muerte no había podido cambiar esto.

AlmendrosTragosVictorian&Albert

El Álbum Ibero Americano, revista publicada en México por la escritora Concepción Jimeno de Flaquer, incluyó en uno de sus números un poema escrito por la poetisa española Carolina Valencia dedicado a la flor del almendro, firmado en Palencia en 1891 que reproducimos a continuación

LA FLOR DEL ALMENDRO

Blanca se llama la niña

y es su rostro un embeleso.

Nació en una blanca aurora

del tibio mes di Febrero,

y fué su venida al mundo,

tras del enlutado invierno,

nuncio de la primavera

como la flor del almendro.

 

RamaalmendroenVaso_VanGhog

No cuenta la blanca niña

los quince abriles completos,

y ya, cual rosa que al alba

muestra su cáliz abierto,

altiva y deslumbradora

se ostenta en el apogeo

de su hermosura temprana

como la flor del almendro.

 

¿Qué tiene la hermosa niña

de blanca faz y ojos negros?

Sombría está la mirada

de sus pupilas de fuego,

y es el llanto en sus mejillas,

que el suave matiz perdieron,PlazoLozavidriadaenestaño_RamasdeAlmendro_1745

como el rocío que esmalta

la blanca flor del almendro.

 

Quizá como ángel proscrito

siente nostalgia del cielo,

quizá al recibir ardiente

de la juventud el beso,

se agitó sobrecogida

de vago estremecimientoSaint-Tropez_almendrosenflor_DunoyerdeSegonzac

su alma delicada y pura

como la flor del almendro…

 

Bajo el sauce que corona

las tapias del cementerio,

descansa la dulce niña

de blanca faz y ojos negros.

Ave que perdió sus alas

antes de tender el vuelo.

¡En todo fué prematura

como la flor del almendro!

 

Almas hay tan celestiales

almendosenflor_s.XIX_Modernismo que, al tomar humano cuerpo,

sucumben sin resistencia

de la vil materia al peso:

son flores que al entreabrirse

del alba al primer reflejo,

pálidas y sin aroma

caen deshojadas al suelo,

por el huracán tronchadas

como la flor del almendro.

Por otro lado la flor del almendro sirvió también como referencia en la moda de las señoras de finales del siglo XX y/o principios del XX y así podemos ver cómo la revista gaditana especialmente dedicada al público fmenino La Moda Elegante; en sus descripciones sobre la moda de temporada y los sombreros que llevaban las señoras, describía éstos como de flor de almendro… añadiendo, para mayor abundamiento, la imagen que insertamos a continuación en la que las señoras de la época podían contemplarlos.

SombrerosLaModaElegante_FlorAlmendro

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte, Flores, Tradiciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El lenguaje de las flores. El almendro. Por Virginia Seguí

  1. Kuni dijo:

    Entiendo bien lo de aprender deleitándose. Es un gusto leerte.

  2. Emy Barraca dijo:

    Maravilloso

  3. Excelente exquisita excelente mente exquisita maravilloso material superó mis expectativas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s