Temas madrileños. Los jardines del Buen Retiro

ImagenDelBuen_Retiro

Esta sección sobre temas y costumbres de Madrid, se  nutrirá de artículos insertados en diferentes revistas del siglo XIX, que por su interés y curiosidad permitan al lector actual saber más Madrid y su historia. Obteniendo de ellos la visión que sobre este tema tenían nuestros antepasados que ya informaban en su época de muchas cuestiones que hoy día desconocemos.

El primer articulo de esta serie apareció en el número 6 del Semanario Pintoresco Español publicado el 8 de mayo de 1836, que había iniciado ese mismo año su publicación, en él su autor identificado únicamente por M. informa sobre los proyectos que al parecer se cernían sobre el Real Sitio del Buen-Retiro.

Se mantiene la ortografía original y se ilustra con imágenes del propio semanario, aunque únicamente la insertada en esta portada acompañaba el artículo en cuestión, el resto están obtenidas en números posteriores de la misma publicación en los que se habla de temas relacionados de una u otra forma con él.

El Buen Retiro. Por M.

ElEscorial

Pocos monarcas, por grandes y poderosos que sean, pueden contar como el español, tantos y tan variados sitios reales de recreo y de utilidad en que descansar de las fatigas anejas á la corona, y ostentar su grandeza y poderío. En el radio solo de 15 leguas de la capital, cuéntanse por lo menos diez y seis palacios magníficos, embellecidos por la mayor parte de suntuosos jardines y dilatados bosques, en los cuales, asi como en la arquitectura y adorno de los dichos regios alcázares, parece haberse agotado lodo lo que la imaginación humana puede idear auxiliada por la grandeza de un reino poderoso, que llegó á desplegar su enseña en los confines mas remotos de entrambos hemisferios.

RealSitioAranjuez

La enumeración sola de dichas reales mansiones basta á recordar en la idea de los que las conocen, la exactitud de nuestra observación , y no temeríamos desafiar á todos los viajeros que han recorrido las capitales y sitios mas célebres de Europa, á que recordasen si en nación alguna han encontrado un conjunto que pueda disputar en grandeza á los de San Ildefonso , Aranjuez , Escorial, Rio Frió , Valsain , Quitapesares, el Pardo, la Isabela, la Real Quinta , la Zarzuela, la Casa de Campo, la Moncloa, Vista-alegre , el Retiro, el Casino y el Palacio Real de Madrid.

LaAlhambraGranada

Ni para aqui la suntuosidad de nuestros monarcas. Fuera del círculo que dejamos trazado, alcanza á los mas remotos confines de la Península, como pueden dar testimonio el regio Alcázar de Sevilla, la Alhambra y Generalife en Granada , los palacios de otras muchas ciudades, el Soto de Roma, la Albufera de Valencia, y otra multitud de sitios , cuya descripción reunida en una obra que teníamos imaginada, pudiera muy bien servir de magnífica introducción a un viaje pintoresco por nuestra España , obra que reclama el buen gusto y el orgullo nacional. Pero no es para tan atrevida empresa para la que hoy tomamos la pluma, y sin renunciar por ello al propósito de ir consignando en este periódico algunas descripciones parciales que puedan servir de apuntaciones para ella, limitarémonos tan solo, según el epígrafe de este artículo, á tratar de la que tenemos á la vista: es á saber, del sitio del Buen-Retiro.

LaIsabelaSacedon

Escusado también seria empezar aquí por una pomposa historia de la fundación de este real sitio, y una minuciosa descripción de las bellezas que encierra. Una y otra son demasiado conocidas para que intentemos llenar con ellas las escasas líneas que nos permiten los límites de nuestro artículo.

EstatuaFelpeIV_ElBuenRetiro

Todo el mundo sabe que ese hermoso sitio que tiene sobre todos los demás la inmensa ventaja de hallarse dentro del recinto de la capital, constituyendo uno de sus principales ornamentos, fue fundado en la época galante y caballeresca de Felipe IV, bajo la inspiración del poderoso valido conde duque de Olivares, que á su ambición de mando, y al deseo de perpetuarse en la gracia del monarca, sacrificó los inmensos recursos de la corona, disipándolos en sitios y espectáculos de placer.

La corte de Buen-Retiro presentó, pues, durante todo aquel reinado , el espectáculo de animación mas halagüeño; hermosos y dilatados bosques y jardines, regios palacios, magníficos salones , una población numerosa, templos , teatro , cuarteles y otras dependencias , nada faltaba para- dar al Retiro la importancia de una ciudad; la inclinación particular del monarca hacia el sitio que habla creado, la destreza con que por medio de brillantes funciones sabia cautivar su ánimo el afortunado favorito, las costumbres caballerescas y poéticas de una corte que dictaba las leyes a la España, al Portugal, a Italia, Flandes y a tantos y tan dilatados países en el Nuevo Mundo , al caso que encerraba en su recinto poetas como Lope de Vega, Calderón y Quevedo, y pintores como Velazquez y Lucas Jordán; (todas estas circunstancias reunidas reflejaban en este recinto, mas que en ninguna otra parte de la monarquía ; y nuestros libros de la época están llenos de los certámenes y representaciones , las mascaras y otros festejos en que los ingenios cortesanos de la época alternaban honrosamente con el mismo Monarca, que no se desdeñaba de mezclar sus producciones a las de aquellos.

MonasterioElEscorial

Siguió la boga de este real sitio por todo el reinado de la casa de Austria , hasta que la nueva dinastía, que empezó en Felipe V, quiso tener su Versalles al pie de las sierras de San Ildefonso, y dio, en la estación de primavera, la preferencia á los deliciosos jardines de Aranjuez. Sin embargo , gran parte de los que aun viven en Madrid han podido conocer al Retiro antes de la dominación francesa, han asistido en él a las etiqueteras cortes de Fernando VI y Carlos III y IV, y visto campear en sus salones las anchas casacas y empolvados pelucones, que sustituyeron á las plumas, capas y ferreruelos; aun pueden recordar las magníficas óperas que Fernando el VI importó de Italia, ejecutadas en aquel teatro, cuya decoración muchas veces consistía en los mismos bosques en que estaba edificado ; han visitado la magnífica casa-fábrica dé la China, que llegó á competir con las primeras de su clase  en el estrangero, y esta fue sin duda la causa de su ruina por los ingleses en 1812; pudieron, en fin , reconocer en su primitivo estado , el salón de los Reinos en que se juntaron las cortes hasta las de 1759 inclusive , sus soberbias pinturas y la magnífica de Lucas Jordán , que decoraba el Casón ó sala de bailes.

Máscaras

Ruinas tan solo y destrucción dejó el ejército francés cuando abandonó este recinto por capitulación en el dia 14 de agosto de 1812 El pueblo de Madrid, que durante cuatro años habia temido como imponente ciudadela á aquel sitio mismo que en otro tiempo formaba sus delicias, corrió á reconocerle a la salida de sus dominadores, y lloro de amargura al contemplar su actual estado. Sus regias habitaciones, ó demolidas ú trocadas en baterías , cuarteles y establos ; sus jardines en terraplenes y campos de maniobra ; y los escasos árboles que aun daban testimonio de sus antiguos bosques , estaban solamente regados con la sangre de las víctimas madrileñas.

Honor era y deber del poderoso trono español borrar cuanto antes aquel testimonio de afrenta, restituyendo al paso a la capital del reino su primer adorno y solaz. No quedaron, pues, defraudadas las esperanzas de los habitantes de Madrid, y el Monarca difunto consagrando grandes sumas á la reparación de este real sitio, consiguió en pocos años ponerle en el estado en que hoy le vemos, que si no escede en magnificencia al que tuvo durante la dinastía Austríaca, le iguala por ló menos en variedad y lozanía.

CasaPescadorBuenRetiro

De algunos años á esta parte observamos sin embargo con dolor, que la moda del Retiro ha pasado, y aun creemos descubrir cierto desden en su reparación que Ia amenaza con mayor abatimiento sucesivo. Estamos convencidos de que la causa sin duda , procede de un principio esencialmente justo y reconocido en general, á saber: que en las obras públicas que exijen cuantiosos gastos debe darse la preferencia primero; a las de absoluta necesidad  y; segundo, á las de utilidad conocida, y por último á las del lujo y de recreo. Hacémonos cargo también de que reducidos los ingresos del Real Erario á una cuota fija y moderada, no es posible que en el dia pueda atender con la esplendidez que en otro tiempo á la conservación y embellecimiento de las reales posesiones; lo cual, sin embargo, redunda en perjuicio de las poblaciones en que se hallan situadas, y particularmente de la multitud de jornaleros que en ellas se empleaban. El mal, sin embargo, puede tener remedio en algunas partes, y concretándonos ahora al sitio de Buen Retiro nos atreveremos á indicar una idea que aunque confusa ha llegado a nuestra noticia, de cierto proyecto presentado en Mayordomía Mayor. El inventor de él haciéndose sin duda cargo de la alta importancia de este real sitio respecto á la capital, reconociendo las inmensas ventajas que puede producirla, y considerando ademas que en el dia es mas gravoso que productivo al Real Patrimonio, propone á S. M. que cediendo á una empresa en arrendamiento por un tiempo limitado dicho real sitio (siempre con las reservas que S. M. y real familia creyesen convenientes) se la autorizase para sacar de ella todo el partido posible, combinando su interés con el de la población de Madrid y la conservación y mejora del real sitio.

FuenteEgipciaElBuenRetiro

Esta es en globo la idea, y nuestra imaginación se complace naturalmente en calcular sus resultados que nos parecen de la mas alta importancia para el Real Patrimonio , para la empresa y para el pueblo de Madrid. En manos especuladoras é inteligentes podria este recinto convertirse muy en breve en una mansión de placer que nada tuviera que envidiar á los parques mas celebrados ni al Wauxall de Londres. En su inmenso término podria el empresario disponer huertas de producción, jardines de aclimatación de flores y plantas medicinales, bosques y paseos a pie y á caballo, un hipódromo para carreras de estos , juegos de pelota, de destreza y equilibrios, góndolas en el estanque principal, casa de vacas, salas de baile, teatros y juegos escénicos; un diorama, belvederes y gabinetes de física recreativa, y sobre todo habitaciones campestres, como las Villas que se observan en los parques de Londres y en los jardines de Italia. Estas habitaciones y las que se regularizasen en todo el patio principal atraerían durante la estación ardiente considerable número de familias que ahora van á pasarla bajo las tétricas chimeneas de Pozuelo ó Carabanchel.

La conveniencia y la posibilidad introduciría en nuestra corte la saludable costumbre de pasar algunos meses en el campo ; la diversidad de los espectáculos y placeres del Retiro suavizarían en mucho nuestros usos populares que en Madrid mas que en ninguna parle se resienten de falta de recreos nobles y bien entendidos , y mucho nos equivocamos si este pensamiento realizado no conseguía mas bien que ninguna ley el olvido del circo y el abandono de mas de una taberna ó garito. No tenemos que advertir que una empresa verdaderamente conocedora de sus intereses, sabría proporcionar a las respectivas clases del pueblo desahogos análogos a su inteligencia y á sus medios.

El Real Patrimonio por su parte ganaba de mil modos, no solamente en la conservación y mejora de su posesión, sino también en el precio del arrendamiento y en el ahorro del pago de sus cuantiosos empleados. Ni se diga tampoco que el lustre de la corona se resienta en nada con hacer de este modo productiva la posesión. El rey de los franceses no se desdeña en tener todas las galerías de su palacio real cubiertas de tiendas de comercio que producen un rédito acaso mayor que el de ninguna otra finca en Europa; y sin salir de nuestra España vemos arrendarse todos los dias bosques y términos en el Pardo v otras posesiones reales.

A la población en general de Madrid dejamos indicadas ya las ventajas que dentro del recinto del Retiro se le seguirían. Ademas es consiguiente que estas mejoras irían enlazadas con otras que reclama la necesidad  siendo de presumir que una empresa poderosa é inteligente no perdonaría medio de contribuir á los proyectos de produccion de aguas, ensanche de la población por aquella parte , embellecimiento del Prado, especialmente del lado del cuartel de caballería , construcción de establecimientos públicos, baños, fondas, cafés, pequeños teatros, habitaciones particulares y un mercado de flores que prestasen á aquel paseo la animacion mercantil que ofrecen los Boulevarts de París; establecería también los coches públicos ú ómnibus en carreras determinadas, y daría en fin una animación a la industria , al comercio y á los placeres de la capital que la baria competir en agrado con las mas aventajadas de Europa.

OmnibusLondres

Todas las consideraciones que acabamos de emitir, guíados únicamente del deseo constante que nos anima por la mejora de este pueblo, no pueden ocultarse á la maternal solicitud de S. M., al conocido celo de las autoridades de la corte, y al criterio y buen gusto de sus habitantes, y nos holgaríamos mucho en haber contribuido en algo con estas ligeras indicaciones á la realización de tan ventajosa idea. M.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte, Litografía, Periodismo, Revistas, Semanario Pintoresco Español, Temas Madrileños y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Temas madrileños. Los jardines del Buen Retiro

  1. Reblogueó esto en Blog de Robert Jardinerosy comentado:
    Los jardines del Buen Retiro en Madrid, historia y patrimonio. Un buen artículo de Virginia Seguí Collar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s